La Ameba Que Dejó Una Nota…

Si un técnico encontrase en un aljibe una nota dejada por una ameba, escrita por ésta horas antes de su muerte, descubriría que el resultado que percibe de su trabajo podría discrepar del real.

Desde luego este ser unicelular no cuenta entre sus capacidades con la de la escritura. Pero en este ejercicio de imaginación, la nota de la ameba bien podría ser la metáfora del conocimiento hoy disponible sobre Legionella, y que por alguna razón llega con dificultad.

El técnico ha aplicado un tratamiento térmico en la instalación y se ha asegurado de dejar un nivel residual de cloro. Pero en su nota de despedida, la ameba deja sombras de incertidumbre. Afirma haber sido invadida por una célula de Legionella pneumophila.

Probablemente se trate de una forma viable pero no cultivable. De esas que no se pueden detectar en una placa, un argumento para utilizar métodos independientes del cultivo. Este pensamiento del técnico lo corroboraría el resultado negativo del cultivo, 10 días después. Durante todo ese tiempo, el técnico piensa en qué ha sucedido. El invasor circularía libre en el agua. Una forma madura de Legionella, con ese fenotipo tan característico, infectivo, no replicativo, y virulento. Formaría una vacuola intracelular e indigerible por la ameba y en unas 18 horas, cientos de células replicativas de Legionella ocuparían una gran parte de los 10.000.000 de micrómetros cúbicos de su citoplasma.

Procedería de alguna otra ameba infectada o de un biofilm, lo que le sugiere que ahí es donde Legionella se ha protegido del calor y del cloro, que había aplicado confiado, siguiendo unos protocolos que no han tenido en cuenta la nota de la ameba.

En su nota, la ameba se sabe parte del ciclo de vida de Legionella, pero nunca ha tenido la intención de engullirla. Con esto, el técnico deduce que a la célula infectiva de Legionella le bastaba con quedar cerca de los receptores de membrana que en la ameba median la invasión. En 24 horas tras la misma, la ameba no soportará la presión mecánica sobre su membrana de todas esas células de Legionella que, dos minutos antes de hacer explotar su cuerpo, volverán a dejar de ser replicativas y se tornarán infectivas. Ahora nuestro técnico sospecha que su trabajo tiene margen de mejora, y quizá debería combinar la evaluación de riesgos, las medidas de control (temperatura, flujo, etc) y los ensayos de rutina con técnicas independientes del cultivo.

nota-de-ameba

El técnico sabe que su trabajo es evaluado por una técnica que no puede detectar las células viables pero no cultivables, o incluso las cultivables que resultan enmascaradas por otros microorganismos. Recuerda entonces que el fenotipo salvaje de Legionella se pierde al cultivarla en el laboratorio, y durante unos segundos piensa perplejo que los biocidas y los antibióticos se evalúan también con técnicas de cultivo y cepas de laboratorio.

El técnico ha recordado que abrió el grifo para tomar unas muestras. Imagina la ameba infectada, moviéndose en la dirección del flujo rodeada de otros microorganismos, algunos muertos, otros no, de ruinas celulares y ADN libre, condenada en unas 16 horas más a explotar. Un amplificador biológico de un solo uso.

Pero el técnico recuerda haber cerrado el grifo y volver a abrirlo en 5 minutos. Una llamada que atender de la central. Quizá la ameba y otros como ella se podrían haber agolpado cerca del grifo. Y esto haría que la segunda muestra saliese más concentrada. De repente, se da cuenta de que no sabía cuándo habría sido vencida la membrana de la ameba, y si su peligrosa carga estaría aún en la tubería, en una de las botellas de muestra, o en un concentrado de algunos mililitros de alguna de ellas, o incluso en el suelo de una placa. Quién sabe.

La nota no decía nada más.

Autor: Guillermo Rodríguez, Director Científico de Biótica.

Anuncios

Publicado por

bioticalegionella

Blog para hablar y comentar sobre la detección rápida de Legionella en agua y su problemática actual. Legipid Legionella Fast Detection es un kit para la detección rápida de Legionella basado en anticuerpos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s